3 razones para decidirte por una cocina hecha a medida

Las cocinas a medida tienen un precio ligeramente superior al de una cocina de módulos pero, ¿vale la pena hacer el esfuerzo y pagar más por ellas?

Cada vez son más los que creen que sí y entre los motivos que esgrimen para apoyar su elección destacan tres en los que casi todos parecen estar de acuerdo.

1) Se adapta a la forma de tu cocina

No todas las cocinas tienen medidas estándar o una forma convencional. Las cocinas a medida pueden adaptarse a una columna en un lugar incómodo, a una puerta que abre para el lado contrario del que debería o incluso a paredes con ángulos imperfectos. Y lo mejor de todo es que no hay que cortar el mueble y adaptarlo para que encaje como ocurre con las cocinas de módulos y esto en el mejor de los casos, sino que el diseño del mueble se hace pensando en esos elementos, por lo que todo queda perfecto.

De esta manera se aprovecha todo el espacio, tanto a los lados como a lo alto, logrando, por ejemplo, aprovechar el hueco entre la alacena y el techo que suele quedar tapado por un embellecedor pero que puede ser una zona de almacenamiento más.

2) Te permite soluciones poco convencionales

No todas las familias son iguales y por eso no todas buscan las mismas soluciones a la hora de diseñar sus cocinas. Hay familias muy numerosas que se reúnen todos los fines de semana a comer y que necesitan de dos hornos para poder realizar todos los platos. Las hay que disfrutan tanto del café que quieren una cafetera de alta gama integrada en su cocina.

Incluso se pueden llevar a cabo caprichos como que la zona de la cocina y el fregadero puedan ocultarse cuando no se usa, al más puro estilo de las cocinas de armario de algunos apartamentos de diseño.

3) Puedes personalizarla tanto como desees

Puedes personalizar estas cocinas tanto como se desee, no solo por la cantidad de armarios y su tamaño, sino también porque puedes elegir los materiales en los que quieres que se fabriquen los armarios o las encimeras, consiguiendo los niveles de calidad que buscas sin tener que limitarte a lo que hay previamente fabricado.

También puedes escoger cómo organizar los armarios por dentro, algo que permite adaptarlos a las necesidades particulares de cada uno.