3 claves para triunfar en tus reformas

Si estás pensando en contratar a una empresa de reformas para darle un cambio de imagen total y absoluto a tu vivienda te recomendamos que leas las que son las tres claves principales para triunfar en tu proyecto y conseguir que todo salta a pedir de boca.

Son solo tres claves, pero tienen todas y cada una de ellas una gran importancia porque abarcan todos los pasos previos que garantizan que el trabajo final estará bien hecho.

1) Una buena planificación de la reforma

La primera de las claves para triunfar en las reformas es planificarlas bien. Hay que tener claro cuáles son las necesidades de las personas que viven en el hogar y que hay que priorizar y a qué se está dispuesto a renunciar.

No siempre se va a poder obtener todo lo que se quiere de una reforma, ya sea por falta de espacio o porque nos quedemos cortos en el presupuesto, por lo que tener claras las prioridades es muy importante. Cuanto más claro tengamos qué queremos y cómo lo queremos, más fácil será que podamos obtener buenos presupuestos fáciles de comparar entre sí.

2) Ser realista respecto a los resultados

Es frecuente que al hacer reformas se miren catálogos y revistas de moda. Pero no siempre las imágenes que vamos a ver se corresponden con la realidad de la casa a reformar. Por eso, hay que ser muy realista sobre qué se espera de la reforma.

Si el salón es pequeño, por mucha reforma que se haga no va a quedar como esos grandes y espaciosos salones de las revistas de diseño que, tal vez, tengan los mismos metros cuadrados que tu apartamento al completo.

Crearse falsas expectativas solo va a valer para generar frustración y, en lugar de disfrutar de la reforma, lamentar lo que no se ha podido tener.

3) Elegir a una buena empresa

Por supuesto, es muy importante elegir bien a quién va a llevar a cabo el trabajo de la reforma. Para eso hay que pedir varios presupuestos para ver los precios y solicitar también referencias para ver qué trabajos se han llevado a cabo y cómo han quedado.

El presupuesto elegido no debe de serlo tan solo por el precio ofrecido, sino también por otros factores, como por ejemplo las buenas referencias y su experiencia en la realización de reformas del hogar.